Proceso colaborativo #ElEjidoElige. Participando y construyendo en el Barrio de El Ejido de Málaga

A continuación mostramos una reseña sobre el proceso colaborativo MiCiudadAC2 y #elEjidoElige que tuvo lugar entre 2011 y 2013 en Málaga. Este análisis ha sido elaborado por Rubén Mora en el marco de su tesis doctoral Procesos de prácticas colaborativas espaciales. Tres escalas. Tres casos de estudio en Málaga. Tesis (Doctoral), defendida en la E.T.S. Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid en 2021.

Análisis de procesos colaborativos, por Rubén Mora (2021)

Ficha de proceso colaborativo #elEjidoElige. Fuente: Mora (2021)

#ElEjidoElige es una experiencia colectiva de diseño, proyecto y ejecución de intervenciones urbanas en el espacio público del barrio de El Ejido en la ciudad de Málaga, que se desarrolla durante el segundo semestre del año 2013.

Ha sido coordinado por la administración local a través del Observatorio de Medio Ambiente Urbano del Ayuntamiento de Málaga (OMAU). Ha contado con la participación de 51 vecinos, varias asociaciones vecinales y colectivos de la ciudad, el apoyo de Rizoma Fundación para la gestión del proceso participativo, la intervención de la Gerencia de Urbanismo, el Área de Participación Ciudadana, Distrito Centro del Ayuntamiento de Málaga, y la empresa MAIA Consultores para la resolución de los aspectos técnicos.

Los antecedentes de este trabajo parten del proyecto europeo Mi Ciudad AC2. La experiencia y su influencia ha sido bastante limitada temporal y económicamente, sin embargo, es muy destacable el proceso de participación, de trabajo común y de colaboración entre vecindad, asociaciones, colectivos, técnicos, profesionales y administración.

El trabajo se ha organizado con encuentros presenciales en el barrio e información continua para consensuar las actuaciones a llevar a cabo, la adecuación del procedimiento administrativo para la ejecución de las intervenciones elegidas y el proceso de construcción y seguimiento de las obras.

El desarrollo del proceso se ha llevado a cabo en tres fases: 1. Deliberación y decisión de propuestas; Redacción de proyectos y Ejecución de las obras. En estas fases tienen lugar cuatro encuentros de trabajo colaborativo, seis mesas técnicas, visitas a los lugares propuestos para su transformación y a las obras en ejecución y finalizadas.


Carteles de encuentros vecinales
Fig.1: Póster y díptico informando del comienzo del proceso participativo #ElEjidoElige y explicando en qué consistía. Se informa y explica también del desarrollo del primer encuentro. Fuente: Rizoma Fundación
Imágenes del desarrollo de los encuentros vecinales
Fig. 2: Mesas mistas (técnicos y vecindad) de debate y trabajo para elaborar las primeras ideas y propuestas. Fuente: Rizoma Fundación

La tarea técnica ha sido traducir las necesidades y deseos expresados por los propios habitantes en proyectos concretos para su construcción, para lo que se van elaborando fichas técnicas que ayudan a ir concretando las ideas en propuestas concretas.

Fig. 3. Vecinos/as y técnicos valorando sobre el propio lugar las actuaciones que se han propuesto llevar a cabo en diferentes espacios públicos. Fuente: Rizoma Fundación
Fig. 4: Ejemplo de ficha técnica explicativa utilizada como herramienta aclaratoria de información y ayuda a la comunicación. Fuente: Rizoma Fundación, Daniel Merino

Se ha producido sin ningún modelo de guía, excepto el llevado a cabo por los agentes implicados en la propia práctica (vecinas/os, usuarios, administración, técnicos, profesionales). Por lo tanto, la importancia de este trabajo radica en el propio proceso seguido, donde estos agentes se han ido conjugando en lo social componiéndose en el espacio urbano según una práctica de autonomía.

Se trata de un auténtico experimento participativo y técnico -trasladable a otros barrios de la ciudad-, que ha demostrado que los habitantes de un barrio, El Ejido en este caso, son capaces de proyectar junto con arquitectos y otros profesionales nuevos espacios dentro de sus barrios, y tener la capacidad y el conocimiento necesarios y suficientes para decidir ellas/os mismos acerca del lugar en donde viven, y no que decidan otros desde fuera de «su» barrio como suele ser lo habitual en la práctica del urbanismo. Una manera de hacer política democrática a través de una práctica urbana.

Fig. 6: Ejemplo de fichas para el seguimiento de las obras por participantes con conocimiento no especializado. Consta de descripción de capítulos y partidas ejecutadas durante la semana de referencia en el lugar de las obras. Fuente: Rizoma Fundación

Cualidades del proceso #ElEjidoElige

Las principales características singulares o cualidades del experimento #ElEjidoElige, en su escala, han sido:

– Se trata de la primera obra que se ejecuta en la ciudad de Málaga en la que la propia vecindad y los usuarios han decidido las actuaciones a realizar fruto de un verdadero proceso participativo.

– Se ha realizado un trabajo estrecho y efectivo de colaboración entre la vecindad, los usuarios del barrio, técnicos y administración, trabajando conjuntamente y de modo más horizontal de lo que suele trabajar.

– Ha existido una diferencia y variedad de maneras de hacer y pensar de los actores y agentes participantes.

– Ha habido una predisposición al entendimiento conjunto, o voluntad del mismo, por parte de los implicados, incluso en las discrepancias.

– Se ha ido generando una información continua del desarrollo del proceso, y una comunicación realizada por diversos canales físicos y digitales.

– Se ha intentado adaptar el lenguaje y los procedimientos técnicos a la variedad de los niveles de especialización de los participantes, de cara a establecer una buena comunicación y transparencia.

– Ha sido muy importante la flexibilidad de los técnicos y profesionales en la elección de decisiones técnicas, elementos de diseño y sistemas constructivos, para poder ser consensuados por todos los participantes.

– Ha habido un seguimiento por parte los participantes del transcurso de las obras, con atención a sus aportaciones para su ejecución.

– Es de destacar finalmente la presencia de un grupo de la vecindad con intención de hacer continuar la experiencia una vez terminada la obra: especialmente en el huerto urbano.


[1]   Mi Ciudad AC2 es un proyecto cofinanciado por el Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE), enfocado a la temática cambio climático, en el marco de la prioridad “Mejora de la sostenibilidad para la protección y conservación del medio ambiente y el entorno natural”. El principal objetivo de Mi Ciudad AC2 es fortalecer el papel de las ciudades en la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, mediante el desarrollo de criterios innovadores de planeamiento urbano aplicables en varias ciudades piloto europeas (Toulouse, Vila de Gaia, y Burgos) a proyectos tanto de desarrollo, como de regeneración urbana, como es el caso del área piloto de Málaga, el Campus universitario de “El Ejido”. Para ello, se identifican cuatro ámbitos clave en los que desarrollar estas políticas urbanas: planeamiento urbanístico y gestión de la movilidad, planificación de zonas verdes y espacios naturales, políticas de ahorro y eficiencia energética y políticas de concienciación y participación ciudadana, que ha sido tratado, en este caso, de una manera transversal para desarrollar las propuestas.

Esta entrada fue publicada en Centro Histórico Málaga, Postcrecimiento, Proyectos, Transición socio-ecológica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.